El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima PNIEC  2021–2030 plantea entre sus objetivos la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, así como el impulso de energías renovables y de la eficiencia energética, orientado todo ello hacia la máxima descarbonización en 2050. Un compromiso que la Generalitat Valenciana reafirmó a través del decreto Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, que busca impulsar y agilizar la implantación de instalaciones que promuevan las energías renovables, generando actividad económica y empleo mediante inversiones estratégicas en la región.

En este contexto, los ayuntamientos del Valle de Ayora-Cofrentes llevan tiempo trabajando en la puesta en marcha de proyectos alineados a este objetivo, a fin de favorecer su sostenibilidad y eficiencia energética y de generar empleo entre sus habitantes. Un conjunto de acciones, al que ahora nos sumamos con el lanzamiento y patrocinio junto a la empresa Seirma Servicios Integrados, de un curso formativo destinado a ofrecer las herramientas teórico-prácticas necesarias para especializarse en energía solar fotovoltaica.

Una apuesta alineada a la solicitud realizada por los consistorios de instalar -aprovechando su extraordinaria infraestructura de distribución eléctrica- más de 1.500 megavatios de potencia mediante plantas solares en Cofrentes, Jalance, Jarafuel, Treresa, Zarra y Ayora, lo que supondría una inversión de más de 2.000 millones de euros y la creación de más de 1.500 empleos.

El curso de formación semipresencial sobre “Montaje y Mantenimiento de Instalaciones Solares Fotovoltaicas” ha comenzado esta misma semana, tras concluir un proceso de selección en el que han participado casi 150 candidatos. Finalmente, han asistido 25 alumnos, cuyas prácticas se impartirán en la población de Ayora.

Un nuevo paso hacia la transición energética y la reafirmación de nuestro compromiso con el fomento del empleo en un sector en pleno crecimiento como el de las energías renovables.