• La Seguridad y la Salud Laboral son una prioridad para la compañía que desarrolla su actividad realizando obra civil, construcciones, inspecciones y mantenimiento en instalaciones de electricidad, gas, energías renovables y telecomunicaciones

València, 13 de mayo de 2022.- Por la tipología de actividad que realiza la empresa valenciana, mantener un alto estándar en materia de Seguridad y Salud Laboral es una pieza clave tanto para adjudicación de nuevas licitaciones, la consecución de nuevos clientes como para el desarrollo de trabajos ya asignados. En lo que va de año, el área de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) de Obremo ha realizado más de 670 inspecciones de trabajos y obras en curso.

Otra de las principales funciones de PRL es la gestión de aperturas de centros de trabajo a nivel nacional, lugares donde se realizan las operaciones técnicas u obras que, hasta el momento, ascienden a más de 110. Asimismo, se han elaborado más de 30 evaluaciones de riesgo y más de 75 planes de seguridad y salud.

Los requisitos vienen determinados tanto por la normativa legal aplicable a cada una de las actividades como por las cada vez más estrictas exigencias de las grandes energéticas y operadoras de telefonía para las que Obremo realiza principalmente su actividad. La rigurosidad en su vigilancia y cumplimiento garantizan la consecución del objetivo cero accidentes y felicitaciones, como la que ha recibido recientemente el área de telecomunicaciones por parte de Vodafone por ser la única compañía a nivel nacional con cero incumplimientos en materia de Prevención a lo largo del último año fiscal.

En este proceso de garantizar la seguridad, la utilización de plataformas digitales de Coordinación de Actividades Empresariales para la gestión documental, software u otras aplicaciones tecnológicas como las que la compañía cuenta para la comprobación de los Equipos de Protección Individual o de gestión del personal son de gran utilidad para ganar agilidad y eficiencia en el mantenimiento de altos estándares de seguridad y salud laboral.

La formación es otra de las partes clave para el mantenimiento de la seguridad y la salud laboral del equipo. En estos primeros tres meses del año, unos 500 trabajadores/as, han recibido formación en formato presencial y en remoto, sumando así un total de más de 2.500 horas.