En el norte de la provincia de Cáceres, Extremadura, existe el que es, según la UNESCO, el pueblo más sostenible de toda España, Carcaboso. Este pequeño pueblo, de 1.110 vecinos, está situado en una región de inmensa belleza y donde la agricultura es la principal actividad productiva.

La situación del pueblo

Durante los años 80, este pueblo consiguió obtener beneficios de las plantaciones de algodón y tabaco, pero como muchos otros pueblos de España vivió la despoblación con el aumento del turismo y el crecimiento de las ciudades.

No fue hasta la llegada de la crisis cuando Carcaboso comenzó a aumentar su población de nuevo, pero la mala situación económica de sus habitantes fue el detonante para comenzar a investigar qué podían hacer para mejorar la situación de los vecinos sin la necesidad de depender de ayudas o subvenciones, de forma sana y sostenible y además que el proyecto se pudiera sostener a largo plazo.

 

La solución, la Agroecología

Estudiando sus recursos comprendieron que la solución pasaba por llevar a cabo un proyecto que englobara la agricultura como principal eje. Por ello comenzaron con práctica de la agroecolología, en la cual se estudian y aplican los principios ecológicos en la agricultura. Es decir, todo lo que se cultive ha de ser 100% ecológico.

Se habilitaron espacios comunes para que la gente pudiera comenzar a realizar sus proyectos de agroecología y se comenzó a impartir formación sobre ésta entre los vecinos. Además, se llevaron a cabo propuestas como la de instalar un gallinero comunitario.

El Ayuntamiento también cedió huertos de forma gratuita entre los vecinos, los cuales tenían que cumplir solamente dos condiciones; el huerto tenía que ser 100% agroecológico y sólo podía cultivarse para el autoconsumo. Posteriormente, para poder favorecer en la economía de las familias se aprobó la venta de excedentes.

Otros de los proyectos que se han llevado a cabo ha sido la realización de un curso sobre conserva de alimentos o el desarrollo de un jardín comestible que se cuida entre todos los habitantes del pueblo. Además, se dan clases de botánica entre los más pequeños y también hay un programa de dinámicas sociales para integrar a las personas que llegan nuevas al pueblo.

 

Los pilares del proyecto de Carcaboso

Carcaboso es un pueblo que en su momento supo sacarle provecho a una situación precaria apostando por el ecologismo y la sostenibilidad. Hoy en día, este pueblo es premio de la Unesco tanto por su espíritu ecologista como por el trabajo comunitario y el apoyo que se dan todos los vecinos entre sí. Se trata de un verdadero ejemplo de que es posible llevar a cabo un proyecto sostenible que sea viable y efectivo para los habitantes.

 

Obremo y la sostenibilidad 

En Obremo tenemos un firme compromiso con la sostenibilidad. Por ello,  tenemos implantada una política medioambiental mediante la cual promovemos el reciclaje y la eficiencia energética y llevamos a cabo varias acciones para reducir nuestro impacto medioambiental. Estos esfuerzos nos han llevado a ganar el Premio «Proveedor del año 2019» de Iberdrola en la categoría sostenibilidad.

 

botones.png​​