València, 26 de abril de 2022. – Dentro del Plan de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA) impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el área de Telecomunicaciones de Obremo, a través de la concesión que tiene la operadora Ibérica de Redes, está llevando a cabo trabajos de despliegue de red en zonas sin cobertura de banda ancha de última generación en la Comunitat Valenciana.

Este despliegue de red se realiza en las conocidas como zonas blancas y grises, áreas geográficas que carecen de banda ancha de alta velocidad o en las que la proporciona un único operador, respectivamente. En el caso de las provincias de València y Castelló, el equipo de Obremo Telecomunicaciones está realizando y realizará en los próximos meses trabajos en Benicassim, Moncófar, Cabanes, Los Calpes, Torralba el Pinar, Villamalur, Benicarló, Alcudia de Veo, Peñíscola, Canet, Mas Camarena, Alfinach y Monasterios, Maravisa.

Estos proyectos dan continuidad a los ya iniciado en 2021 en las localidades de Benafigós, Culla, Xodos, Vistabella, Nules-Mascarell, Fuente la Reina, San Vicente Piedrahita, Cedraman, Ludiente, Girabas, y Villanueva de Viver.

Estos despliegues de red se desarrollan en el marco de las inversiones que promueve el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el ámbito de la conectividad y digitalización cuyo objetivo es llevar conexiones con velocidades superiores a los 100 Mbps a territorios rurales donde para las operadoras no es rentable, sin subvenciones, hacer despliegues de fibra hasta el hogar (FTTH).

El área de Telecomunicaciones de Obremo continúa así materializando la misión de la compañía por impulsar la conectividad para mejorar el bienestar de los habitantes y empresarios de estas zonas, incrementando la calidad de los servicios digitales de su industria y administración.