• Durante el año 2021, la compañía ha disminuido más del 3 % el consumo de combustibles fósiles y ha logrado disminuir un 6 % el consumo energético
  • Cada año, el área de calidad y medioambiente de la compañía analiza la evolución en cuanto a consumo de combustibles fósiles, de electricidad y agua, así como los resultados de la gestión de residuos para analizar el impacto de las medidas introducidas
València, 15 de julio de 2022.- -Con más de 850 vehículos circulando cada día por prácticamente todo el territorio nacional para el desarrollo de la actividad en el ámbito de las energías y las telecomunicaciones, y sedes en 13 provincias, la implantación de medidas que reduzcan el impacto negativo en el entorno es una prioridad para el departamento de Calidad y Medioambiente de Obremo.

Cada año, desde esta área se proponen, impulsan e introducen nuevas medidas y procedimientos que favorecen un modelo de negocio cada vez más sostenible avalado por los datos que cada año demuestran el descenso de las emisiones de CO2 y mejora de la eficiencia energética.

En el caso del consumo de combustibles fósiles, durante el pasado año se observa una disminución de más del 3 % gracias a aspectos tales como la mejora del combustible utilizado a través de la incorporación de sistemas telemáticos de localización y control de flotas; la utilización de sistemas avanzados de tecnología con los que conseguir una optimización de rutas y, por tanto, la reducción de los kilómetros recorridos; programas de formación en técnicas de conducción eficiente, seguridad vial y eco-driving para los/as empleados/as que realizan más de 5.000 kilómetros al año, y la sustitución progresiva de la flota por vehículos eficientes, entre otras medidas.

En materia de eficiencia y consumo responsable, también se aprecia una reducción global, gracias a medidas tales como campañas de divulgación para la concienciación sobre el consumo energético; la instalación de sistemas que favorecen la eficiencia en cuanto al consumo de luz y aparatos de climatización en los edificios, y la propia reorganización de centros de trabajo (oficinas y almacenes) que se ha llevado a cabo, y se realiza, a nivel logístico en varias comunidades autónomas donde Obremo tiene presencia. En total se ha conseguido una disminución de más de un 6%.

Además, en su apuesta por aumentar su participación en procesos que fomentan la economía circular, también se ha conseguido reducir el volumen de residuos que se generan por la naturaleza de la actividad empresarial. En este sentido, las medidas que se establecen son, entre otras: la separación selectiva de materias; la reducción de las cantidades de materias primas que se utilizan mediante una planificación y gestión eficiente de las mismas; la devolución de envases y embalajes al proveedor, siempre que es posible; la reutilización de las tierras extraídas en trabajos de obra civil, y apuesta por la formación continua al personal técnico y operativo.

Campañas de concienciación, formación continua y la introducción de medidas que favorecen la eficiencia energética y la apuesta por un modelo circular son en definitiva los pilares sostenibles del desarrollo de la actividad.