Seleccionar un color de pared adecuado, disponer las mesas de una manera correcta o la forma en la que se diseñan los espacios, son cuestiones a las que antiguamente no se le prestaban demasiada importancia pero que hoy en día se han convertido en aspectos esenciales para las empresas.

Se ha comprobado que una buena disposición del lugar de trabajo y de todos los elementos que componen la oficina, favorecen no sólo al rendimiento de los trabajadores, sinoque además se propicia el trabajo en equipo, la colaboración y el intercambio.

De esta nueva necesidad de las empresas surge la figura del Facility Manager, que es la persona que se encarga de gestionar los proyectos de construcción, renovación y reubicación de una compañía, así como de contratar los productos y servicios relacionados con el correcto funcionamiento de las instalaciones.

 

Según el IFMA (International Facility Management Association) se estima que la labor del Facility Manager puede suponer un impacto positivo en una empresa de entre el 6% y el 9%.

 

La búsqueda del nuevo concepto de oficina 

El Facility Management rompe con el concepto antiguo de oficina basada en largos pasillos y en despachos cerrados y sobrios, sustituyéndolo por espacios abiertos que busquen incentivar la colaboración y la creatividad de los trabajadores.

Para ello, debemos crear espacios multifuncionales donde un pasillo amplio puede transformarse en una zona donde se pueden reunir los empleados sin que se obstaculice el paso, el comedor puede emplearse como sala de reuniones e incluso el mobiliario o la iluminación puede transformarse según las necesidades, creando una atmósfera agradable y cómoda para trabajar.

Un aspecto importante es el de crear espacios adaptados a las nuevas tecnologías, incluyendo equipos de videoconferencia y todo lo necesario para crear una oficina conectada.

Además, el papel de la señalética en oficinas ha cobrado un papel cada vez más importante sirviendo además de para identificar las estancias como un componente más de diseño.

 

 

Importancia del equilibrio

A la hora de crear una oficina de estas características hemos de tener en cuenta aspectos que pueden tener efectos negativos en la productividad de nuestros empleados, como el exceso de ruido o las distracciones. Por ello, es necesario que sepamos encontrar el equilibrio entre la proximidad y la privacidad.

La oficina ha de estar diseñada de forma que no haya mucha distancia entre los diferentes departamentos (ya que hay estudios que demuestran que la interacción entre los empleados disminuye cuanto mayor distancia hay entre ellos), pero han de estar dispuestos de forma que puedan hablar sin ser interrumpidos o escuchados. Además, han de disponer de salas en las que puedan reunirse o tener privacidad en el momento en que sea necesario.

 

 

Vínculo entre la empresa y el empleado/a

Para poder crear una oficina actual donde los trabajadores se sientan cómodos y donde se fomente la buena relación entre ellos, es necesario que la empresa tenga un diálogo fluido con ellos y sea consciente de las necesidades, adaptándose a éstas.

 

Obremo y la transformación de espacios

Una de las actividades en nuestra área de infraestructuras es la transformación y adecuación de espacios. En Obremo nos encargamos de renovar oficinas, creando espacios actuales y cómodos que puedan satisfacer las necesidades de los trabajadores.