Los contadores eléctricos son aparatos que se emplean para medir el consumo de kilovatios hora (kWh) que se realiza en las casas. La mayoría de estos aparatos eran  analógicos y antiguos, aunque actualmente, y debido a la digitalización estos aparatos se han actualizado modernizándose y adaptándose a las nuevas necesidades de consumo que tenemos en la sociedad 

Aunque en la actualidad la mayoría de los contadores domésticos ya son digitales, la ley establece que todos debemos tener contadores digitales en nuestros hogares antes del 31 de diciembre del 2018.

 

Vamos a ver qué diferencias existen entre los contadores analógicos y los digitales y/o inteligentes; 

 

Contadores analógicos: estos se componen de un disco que va girando conforme aumenta la energía que consumimos. Para poder saber lo que hemos consumido, es necesario que un técnico se desplace por las casas realizando la lectura de los contadores. 

Contadores digitales o inteligentes: este tipo de aparatos cuentan con una pantalla digital y un sistema que permite medir el consumo de luz de nuestro hogar con detalle del consumo horario, es decir, son capaces de medir cuáles son las horas en las que consumimos más luz.  

 

Para que los contadores digitales se conviertan en “inteligentes” estos deben estar conectados a la red eléctrica que actúa como canal de envío de datos domésticos,  de esta manera la empresa distribuidora recibe los datos de nuestro consumo cada hora sin necesidad de tener que desplazarse ningún técnico a realizar la lectura. Además, los consumidores mediante una aplicación web o móvil gratuita también podremos controlar cuáles son las horas en las que más luz consumimos. 

Desmontando mitos sobre los contadores inteligentes

– La instalación de un nuevo contador no acarrea ningún gasto en el consumidor, de hecho, algunas empresas se hacen cargo de los costes de cambiar estos aparatos. 

– Cambiar el contador no afectará a la tarifa o el tipo de contrato que ya tenía el consumidor contratado. 

– Los contadores inteligentes no influyen en que el Interruptor de Control de Potencia sale más (ICP), éste interruptor saltará al pasar el límite máximo consumo como ocurre en la actualidad. 

– Los contadores inteligentes no tienen un tamaño mayor ni se necesitará habilitar una nueva zona para instalarlos. 

– El contador inteligente no afecta ni a la salud de las personas ni al medio ambiente.  

– Estos contadores inteligentes no emplean Wifi sino que está conectados a la red eléctrica de baja tensión como establece el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica, la cual actúa como canal de comunicación (PLC) entre el contador y la web. De esa forma , la información de consumo está accesible en todo momento para consumidores de menos de 15 kw. 

 

Cómo leer tu consumo de luz en los contadores

La manera más fácil de leer el contador de la luz es a través de la web, en aquellas compañías eléctricas que proporcionan este servicio. (www.iberdroladistribucion.es  para Iberdrola, www.endesaclientes.com para Endesa y similar para otras distribuidoras). Basta darse de alta con los datos que tenemos en una factura (CUPS, DNI, móvil y correo electrónico) y podremos acceder a todos nuestros datos de consumo desde que nos instalaron el contador inteligente. Incluso podemos acceder al consumo instantáneo en el momento que hacemos la consulta.   

 Otra posibilidad es leer el dato de consumo de forma manual, accediendo al cuarto de contadores eléctricos o en el nicho que tienen las viviendas unifamiliares en el exterior. Se deberá pulsar el botón que tiene el contador. 

Según la tarifa de luz que tengamos contratada (si tenemos o no discriminación horaria) realizaremos la lectura del contador de forma diferente.  

 

Contador sin discriminación horaria 2.0A o 2.1A

Primero, hemos de pulsar el botón que se encuentra en la parte frontal de nuestro contador y buscar el código “1.18.1 Lectura eléctrica global (kWh)”. Una vez hemos llegado a este código, el número que nos aparezca al lado será nuestro consumo. (Este número puede aparecer de diferentes maneras según el modelo de contador que tengamos).

 

Contador con discriminación horaria 2.0DHA o 2.1DHA – Dos periodos

Si tenemos contratada la discriminación horaria de dos periodos, la cual divide la franja horaria de día y la de noche, tendremos que realizar también dos lecturas. Por lo tanto, vamos al botón frontal y buscamos los siguientes códigos; 

1.18.1 Lectura del periodo Punta kWh (franja día 13h-22h en verano) 

1.18.2 Lectura del periodo valle kWh (franja noche 23h-12h en verano) 

Si además miramos la lectura eléctrica global, nos tendrá que dar la suma de la franja de día y la de noche. 

 

Contador con discriminación horaria 2.0DHS o 2.1DHA – Tres periodos

Por último, puede que tengamos la discriminación horaria dividida en tres periodos (madrugada, noche y día). En este caso realizaremos también tres lecturas en los siguientes códigos; 

1.18.1 Lectura del periodo de punta kWh (franja día 11h-15h en verano) 

1.18.2 Lectura del periodo valle kWh (franja mañana y tarde 8h-11h y 15h-24h) 

1.18.3 Lectura del periodo supervalle kWh (franja de madrugada 12h-8h) 

La “Lectura eléctrica global” será la suma de las 3 franjas.