Con la llegada del verano llegan también las altas temperaturas y la escasez de lluvias, lo que provoca que en muchas zonas de España el agua sea un recurso bastante limitado y que hay que consumir de manera responsable.  

En este blog vamos a darte varios consejos para que aprendas a realizar un consumo responsable del agua, tanto en casa como en el jardín, y ayudar así a no malgastar este recurso; 

 

1. Calcula tu consumo  

Lo primero que debes hacer es calcular tu consumo de agua para saber si haces un gasto excesivo. Para ello lo que has de hacer es dividir el consumo que aparece en tu factura en metros cúbicos (1 metro cúbico son 1000 litros) por el número de personas que vive en tu casa. El consumo medio de agua por persona y día es de 149 litros; por lo que si sale más alto es hora de pensar seriamente en disminuir el gasto. 

 

2. Rellena un par de botellas con agua y colócalas dentro de la cisterna

Para ahorrar agua en la cisterna lo mejor sería emplear una cisterna de doble pulsador, pero en el caso de que no tengas puedes rellenar una o dos botellas con agua y colocarlas dentro de la cisterna, de esta forma reducirás la capacidad y ahorrarás entre 2 y 4 litros de agua. 

 

3. Reutiliza el agua del aire acondicionado 

Con las altas temperaturas del verano es muy abundante el uso continuado del aire acondicionado. Puedes utilizar un cubo para recoger el agua que gotea de los aparatos de aire y reutilizarla para otras cosas como fregar el suelo o tirar el agua de la cisterna, entre otras cosas.  

 

4. Riega por la noche 

 Si tienes jardín o plantas en el balcón, riega por la noche, así evitarás pérdidas por evaporación. Otra forma de ahorrar agua es tener plantas xerófilas, las cuales son capaces de soportar periodos prolongados de sequía.  

 

5. Revisa los grifos y comprueba que no hay ninguna fuga

El goteo constante de un grifo puede suponer una pérdida de cientos de litros de agua al mes. Comprueba que los grifos de tu hogar no tengan ninguna fuga. En nuestro blog  http://www.obremo.es/cinco-modos-de-detectar-una-fuga-de-agua/ te mostramos cómo puedes detectar una fuga de agua.  

 

6. Aprovecha el agua fría de la ducha

Si eres de los que se ducha con agua caliente hasta en verano, mientras estás esperando a que ésta se caliente, pon un recipiente que la recoja. Luego puedes utilizar esa agua para lavar el suelo, regar etc.

 

7. Utiliza el lavavajillas 

Si en lugar de fregar a mano empleas el lavavajillas estarás ahorrando hasta un 10% de agua. Eso sí, cuando conectes el lavavajillas has de tener en cuenta que esté totalmente lleno. Además, si inviertes en electrodomésticos eficientes además de agua ahorrarás energía. 

 

8. Pon menos lavadoras 

El calor del verano provoca que rápidamente se acumule ropa para lavar, pero al igual que con el lavavajillas, has de esperar a poner la lavadora cuando tengas suficiente ropa para llenarla. Un lavado supone un gasto de 60 a 90 litros de agua, por lo que también has de seleccionar correctamente el programa según el tipo de colada que vayas a poner. 

 

9. Emplea sistemas de ahorro de agua

 En el mercado existen sistemas muy innovadores que, además de ayudarte a ahorrar agua, te avisan cuando has consumido mucha para que seas consciente del gasto que realizas. Puedes instalar atomizadores en los grifos que mezclan agua con aire y reducen el caudal, grifos monomando con los que ajustas el caudal y la temperatura a la vez… se trata de sistemas muy útiles y económicos que te ayudarán a reducir el consumo de agua.   

 

Obremo y el agua

Hemos de ser conscientes de que el agua es un recurso limitado y que, por lo tanto, hay que hacer un uso responsable de ella y evitar que se desperdicie. Desde Obremo colaboramos para fomentar una gestión y uso responsable del agua, elaborando infraestructuras innovadoras que se encargan de transportar el agua desde las plantas potabilizadoras hasta los hogares y de éstos hasta las depuradoras, para que el agua pueda volver a emplearse para otros fines.