Todos conocemos la temida “cuesta de septiembre”. Tras las vacaciones de verano, y el gasto que éstas suponen, toca hacer balance de daños y volver a preparar los bolsillos para los nuevos gastos que vienen como la vuelta al cole, en la que es necesario comprar material escolar, uniformes, pagar las actividades extraescolares, y además seguir pagando las facturas como todos los meses.

Sin embargo, y aunque parezca complicado, es posible recuperarnos de los gastos del mes de septiembre si llevamos a cabo una serie de trucos que os damos a continuación;

Organízate

Puede parecer una tontería, pero organizarse es fundamental para saber los gastos que tenemos y lo que nos es posible ahorrar y cuánto. Además, ser conscientes del dinero que nos hemos gastado nos sirve para asustarnos y mentalizarnos de que “hay que ahorrar”.

En el mercado existen un sinfín de aplicaciones móviles que se encargan de controlar tus gastos e ingresos y hacer un balance.

 

Come barato

Estos meses de otoño plantéate gastar menos en tu alimentación. Para ello, cuando vayas de compras fíjate bien en los productos que compras y decántate por las marcas blancas.

Además, intenta llevarte la comida de casa al trabajo y este mes, reduce tus comidas y cenas fuera de casa.

Aprende a ahorrar energía

Este paso es muy importante ya que, muchas veces no somos conscientes del despilfarro energético que realizamos. Por ello, te damos algunos trucos para que consigas que tus facturas de luz y agua disminuyan este mes;

1.Si tienes un contador inteligente, este será capaz de medirte el consumo real de luz que haces, incluso por horas. Si quieres aprender a medir bien tu consumo de luz visita nuestro artículo http://www.obremo.es/todo-lo-que-tienes-que-saber-sobre-contadores-inteligentes/.

2.Comprueba que la temperatura del termostato de tu frigorífico se encuentre a 5º para la refrigeración y a -18º para la congelación. Estas son las temperaturas óptimas para que tu nevera consuma la menor electricidad posible.

3.Cuando cocines acostúmbrate a utilizar el calor residual. Para ello, apaga el fuego y deja que las comidas se terminen de cocinar con el calor que tiene la propia sartén.

4.Todos sabemos que con la vuelta al cole y a las actividades extraescolares la ropa para lavar de los más pequeños se nos multiplica. Hemos de intentar evitar poner muchas lavadoras con poca ropa; en su lugar nos esperaremos a poner la lavadora cuando haya suficiente ropa para llenarla.

5.En septiembre podemos disfrutar todavía de mucha luz durante el día. Intenta aprovechar esas horas de luz y no gastar electricidad en iluminación hasta que sea necesario.

6.En cuanto al aire acondicionado, en los días calurosos que hay en este mes, procura cerrar las persianas a primera hora de la mañana, evitando la radiación directa, que requiere mucho consumo eléctrico para refrescar. E intenta aprovechar las corrientes de aire cruzadas que refrescan gratuitamente a la puesta de sol.

7.Aunque no lo parezca, cada vez que tiramos de la cisterna del váter gastamos 10 litros de agua. Para reducir el gasto de agua y de nuestra factura podemos introducir botellas de plástico llenas, que servirán para ahorrar el volumen de agua correspondiente al volumen que tenga la botella.

 

Estos simples trucos que te hemos dado te servirán para recuperarte de la temida “cuesta de septiembre”, y además, colaborarás en la protección al medio ambiente ahorrando energía.

En Obremo somos conscientes de que el ahorro energético es cada día más necesario, tanto para las personas como para el medio ambiente. Por ello, fomentamos el uso de las energías renovables entre nuestros trabajadores y clientes.