Desde hace unos años a esta parte, la concienciación global por el medio ambiente se ha incrementado notablemente, y con ella la concienciación de las empresas, que cada vez son más conscientes de que la actividad que ejercen afecta directamente a nuestro entorno.

Este aumento general en la preocupación por preservar el medio ambiente ha llevado a que en la actualidad muchas empresas aboguen por el desarrollo sostenible, entendido como una estrategia para conseguir el equilibrio para el desarrollo económico, el crecimiento de la población y el uso racional de los recursos y protección y conservación del medio ambiente.

Con el objetivo de ayudar a las entidades a elaborar una gestión ambiental óptima, realizar un seguimiento de los resultados obtenidos, así como para cumplir con la normativa establecida, la Organización Internacional de Normalización (ISO) creó en 1996, la Norma ISO 14001.

La Norma ISO 14001 fue creada para que cualquier empresa pueda implementarla independientemente de su tamaño, sector y ubicación geográfica.

 

BENEFICIOS DE LA NORMA ISO 14001

Reducción de costes

Se plantean objetivos para hacer un uso más eficiente de los recursos, por lo que también se reducirán los costes.

Ayuda en el cumplimiento de la legislación vigente

Permite conocer el grado de cumplimiento de la legislación sobre Medio Ambiente, por lo que disminuye la posibilidad de pleitos vinculados a su incumplimiento.

Reputación

Esta certificación demuestra el interés y compromiso de las organizaciones para con el medio ambiente, por lo que se mejora la imagen de la empresa.

Mejora continua

La evaluación regular de las empresas promueve la mejora continua de estas.

Sistemas integrados

La norma ISO 14001 se alinea con otras normas como la ISO 9001 de gestión de calidad o la norma de salud laboral, lo que provoca una gestión más efectiva de todas las áreas de una empresa.

 

CÓMO OBTENER LA CERTIFICACIÓN ISO 14001

Planificación: Una vez la empresa tiene la certeza de querer ser certificada con la norma ISO 14001 ha de realizar una planificación sobre los aspectos medioambientales que tienen que ver con la organización y establecer las medidas de control de los mismos.

Documentación: además, es necesario plasmar en documentos los objetivos que se pretenden conseguir y las acciones que se van a llevar a cabo en gestión ambiental.

Auditoría interna: la empresa ha de realizar una auditoría interna para comprobar que el sistema de gestión ambiental cumple con los requisitos de la norma ISO 14001. Esta auditoría puede llevarse a cabo por los miembros de la propia empresa o por consultoras contratadas por la organización.

Certificación: Esta se lleva a cabo por entidades certificadoras acreditadas. En estas auditorías, la empresa certificadora, comprueba que el Sistema de Gestión Medioambiental cumple con los requisitos del estándar ISO 14001.

Obtención de la certificación y seguimiento: si la empresa obtiene buenos resultados en la auditoría externa, la empresa certificadora emitirá la certificación ISO 14001, que tiene una vigencia de 3 años desde el momento de la expedición. Esta empresa certificadora se encargará de realizar visitas anuales de seguimiento para comprobar que se está cumpliendo correctamente con el sistema de gestión.

 

Obremo y la norma ISO 14001

Siguiendo con nuestros valores de sostenibilidad y protección del medio ambiente, en Obremo nos comprometemos a adecuar nuestros procesos a la normativa medioambiental. Por esta razón, desde febrero del 2002 contamos con la certificación ISO 14001 y actualmente hemos integrado nuestros sistemas de calidad y medio ambiente.