El Pacto Mundial o Global Compact, es una iniciativa internacional de las Naciones Unidas, que promueve la implementación de diez principios fundamentales basados en los derechos humanos, derechos de los trabajadores, el cuidado del medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

Su objetivo es conciliar los intereses de las empresas con los valores y demandas de la sociedad, dando así una dimensión social al mercado global. Se pretende promover la responsabilidad social empresarial, logrando que las entidades que se adhieran al pacto se comprometan a adecuar sus actividades y estrategia de negocio a estos diez principios.

Actualmente, ya son más de 13.000 entidades en más de 145 países las que han firmado este compromiso, convirtiéndose así en la mayor iniciativa voluntaria de responsabilidad social empresarial en el mundo.

Origen del Pacto Mundial

Este instrumento de las Naciones Unidas (ONU), surge en la Cumbre Económica Mundial de Davos en el año 1999. El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, fue quien propuso un acuerdo mundial donde se tuvieran en cuenta los derechos humanos, las condiciones de trabajo y la protección al medio ambiente.

Durante este evento se acordó que cualquier empresa, sindicato u organización podría adherirse voluntariamente a este proyecto, siempre que adquiriese el compromiso de reportar sus avances en la implementación de los diez principios y en los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, mediante la elaboración de Informes de Progreso.

En el Informe de Progreso se informa a los grupos de interés de la entidad sobre las acciones realizadas para la implementación de los principios del Pacto Mundial.

Los 10 principios

Los diez principios del Pacto Mundial son de consenso universal y se han elaborado a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración de Río Sobre Medio Ambiente y Desarrollo y la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción.

 

DERECHOS HUMANOS

Principio 1

“Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia”


Principio 2

“Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los Derechos Humanos”

NORMAS LABORALES

Principio 3

“Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva”

Principio 4

“Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción”

Principio 5

“Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil”

Principio 6

“Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación”

MEDIO AMBIENTE

Principio 7

“Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente”

Principio 8

“Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental”

Principio 9

“Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medioambiente”

ANTICORRUPCIÓN

Principio 10

“Las empresas deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluyendo la extorsión y el soborno.”

 

Obremo firmante del Pacto mundial

En el año 2012, Obremo se adhiere al Pacto Mundial, contrayendo un compromiso explícito de responsabilidad social y sostenibilidad con todos sus grupos de interés. Desde sus empleados, proveedores hasta sus clientes y sociedad.

Este compromiso es un reflejo de los valores de la empresa, la cual apuesta por una gestión sostenible e integrada en su modelo de negocio.

En el Informe de Progreso del Pacto Mundial podrás encontrar todos los avances que ha hecho Obremo durante este último año para contribuir en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible.Accede a nuestro último Informe de Progreso a través del siguiente enlace.