En solo cuestión de una década, la velocidad de conexión a Internet se ha incrementado drásticamente. Este y otros factores, como el gran despliegue de banda ancha realizado en nuestro país, han contribuido a que cambiemos nuestro modo de utilizar y entender Internet. El cual ya está presente en todos los ámbitos de nuestro día a día y nos permite disfrutar de nuevos servicios que van más allá del simple acceso a Internet.

Actualmente, son varias las tecnologías responsables de que tengamos acceso a Internet en nuestra casa y estas se encuentran en constante evolución para poder ofrecernos la mayor velocidad posible. Desde FTTH, ADSL a HFC, pero ¿Conoces realmente las diferencias entre ellas?

 

Tipos de fibra óptica: FTTH y coaxial

La fibra óptica es la tecnología más rápida en la actualidad para acceder a Internet. Una tecnología que ya cuenta con más de tres millones de usuarios en nuestro país.

Pero, cuando hablamos de fibra óptica debemos tener en cuenta que, aunque tendemos a generalizar, existen dos tipos diferentes de conexión a través de fibra óptica. Por una parte, tenemos la conexión por FTTH (Fiber to the home o fibra hasta el hogar) y por otra la HFC ( Hybrid Fiber Coaxial o fibra híbrida coaxial).

La diferencia fundamental entre ambas, es que la FTTH, como su nombre indica, llega directamente hasta nuestra casa, mientras que la tecnología HFC conecta la fibra óptica con un nodo OTN (Optical Terminal Node), el cual transforma la señal de fibra (fotones de luz) en corriente eléctrica, y ésta viajará hasta nuestro hogar a través de cable coaxial.

Aunque en un principio pueda parecer una desventaja respecto al FTTH, la realidad es que, mediante amplificadores, nodos y los últimos estándares DOCSIS, el cable coaxial será capaz de conseguir la misma velocidad o más que la fibra FTTH. Contando, además, con una gran ventaja y es que la tecnología HFC es mucho más económica de desplegar, ya que mezcla dos tipos de cable.

 

Los estándares del cable coaxial: DOCSIS

DOCSIS, son las siglas de Data Over Cable Service Interface Specification (Especificación de Interfaz para Servicios de Datos por Cable). Es decir, se trata de un estándar internacional, no comercial, que define los requisitos necesarios para conseguir la mayor velocidad posible en la transmisión de datos a través de redes de cable.

En 1997 se publicó el primer estándar, y desde entonces se han desarrollado hasta cinco generaciones, cada una con mayor velocidad que la anterior. Pasando de velocidades máximas de 38 Mbps de bajada y 9 Mbps de subida, hasta el último estándar publicado que habla de velocidades máximas de 10.000 Mbps de bajada y 1000 Mbps de subida.

 

DOCSIS 3.1: Internet un 50% más veloz y eficiente

El nuevo estándar, DOCSIS 3.1, se presenta como la solución de cable coaxial definitiva para conseguir un Internet más estable, veloz y eficiente. Gracias a este nuevo estándar los usuarios, cada vez más exigentes, podrán disfrutar de hasta 10 Gbps de descarga y 1 Gbps de subida, velocidades muy superiores a las disponibles actualmente.

Las principales mejoras respecto a sus versiones anteriores son las siguientes:

– Un 50% más de eficiencia en las conexiones por cable que su versión anterior.

– Mayor velocidad e incremento del ancho de banda por cliente.

– Mejora de la operativa y de la calidad de la red.

– Más flexibilidad y mayor escalabilidad.

– Mayor estabilidad ante interferencias.

– Seguridad de autenticación reforzada con el nuevo PKI (Public Key Infrastructure).

Huawei, Vodafone y Obremo: Pioneros en despliegue DOCSIS 3.1

En España, Huawei en colaboración con Vodafone serán los encargados de actualizar la red de cable a DOCSIS 3.1. El cambio a esta nueva arquitectura permitirá a los clientes de Vodafone acceder a una banda ultra-ancha más veloz y a aumentar la velocidad de los servicios de datos.

Para este fin, Huawei ha desarrollado una solución que permite la coexistencia de redes de cable y fibra, la denominada solución distribuida o DCCAP. Este innovador sistema permite reducir los costes de red, ahorrar energía, espacio y mantenimiento. Pero la principal ventaja es que los equipos actuales de los usuarios serán totalmente compatibles con este nuevo estándar. Por lo que, el cambio de conexión para los clientes será rápido y sencillo.

Los técnicos de telecomunicaciones de Obremo ya han iniciado la actualización de la red en las principales ciudades de España, la cual se irá desarrollando por el resto del país durante los próximos meses. En la actualidad ya se han sustituido más de 2.000 nodos terminales con el nuevo equipo de Huawei e instalado más de 20 OLTs (Equipo óptico de cabecera) por todo el territorio nacional.