El aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en verano para poder sobrellevar las altas temperaturas; pero el uso diario de este tipo de aparatos provoca un gasto de consumo energético muy elevado y con ello, se produce también un incremento en nuestra factura de la luz. Por ello, a la hora de comprarnos o renovar nuestro aire acondicionado, hemos de saber escoger el adecuado, ya que una buena elección y un uso correcto de este aparato puede suponer una gran reducción en nuestro consumo y en nuestra factura.  

En este blog vamos a darte algunos consejos para que sepas elegir correctamente el aire acondicionado que más se adapta a tus necesidades; 

En primer lugar, es necesario que sepas que hay un amplísimo abanico de aparatos de aire acondicionado en el mercado. Nosotros vamos a centrarnos en el split de pared, ya que son los aparatos que más se utilizan en los hogares. Estos están formados por la unidad interior, que es la que se sitúa en el interior de la vivienda y expulsa el aire frío; y la unidad exterior, un motor que se sitúa en el balcón o colgado de la fachada de la vivienda. Según las necesidades que tengamos podemos escoger aparatos de 1×1 (formados por una unidad interior y una exterior) o multisplit de 2×1, 3×1 y hasta 4×1; todos ellos formados por una sola unidad exterior que da potencia a varias unidades o splits interiores. 

 

¿Cómo elegir el aire acondicionado que más se adapta a tus necesidades? 

 

Calcula la potencia del equipo y las características de tu casa. 

Un detalle importante que has de tener en cuenta es la potencia del aparato que vayas a instalarte y lo ideal seria que tuvieras en cuenta el tipo de paredes que tienes, la temperatura exterior, la orientación de la habitación etc. Como esto es complicado, en la práctica tomamos como base unas 100 frigorías por m2, lo que significa que un recinto de 30m2 necesitaría un aparato de 3000 frigorías aproximadamente, o lo que es lo mismo, de 3,48W/h. 

Mira la etiqueta de eficiencia energética. 

Como cualquier otro aparato eléctrico, el aire acondicionado cuenta con una etiqueta que notifica su consumo de energía. Esta se clasifica en A+++ para los más eficientes y G para los menos eficientes. Además, esta etiqueta mide también los valores de SEER (en el caso de aire frío) y SCOP (en el caso de aire caliente). 

Ten en cuenta las prestaciones del aparato 

Actualmente, la mayoría de los Split cuentan con “Tecnología Inverter” que se encarga de mantener estable la temperatura de la sala sin tener que alcanzar los picos continuamente. Además, muchos de los aparatos también cuentan con la opción “solo aire” el cual se emplearía como si fuera un ventilador.  

Estas opciones a priori pueden encarecer el precio del aparato, pero luego suponen un ahorro energético y, por lo tanto, un ahorro en la factura de la luz. 

 

Otras prestaciones interesantes a tener en cuenta: 

  • Filtros para reducir las alergias y el asma: existen aparatos muy avanzados capaces de desodorizar y purificar el aire, muy recomendados para personas con asma o alergias. 
  • Filtros para mantener un ambiente agradable: hay aparatos que cuentan con filtros fotocatalíticos, los cuales se encargan de descomponer las facturas que crean el mal olor. 

Haz un buen uso del aparato de aire acondicionado 

Hacer un buen uso de este aparato también te ayudará a crear un clima confortable en tu hogar y a reducir la factura de la luz.  

  • Mantén la temperatura en invierno en 21º y en verano en los 24º. 
  • Mantén el porcentaje de humedad entre 40% y el 60%. 
  • La circulación del aire debe ir a una velocidad adecuada y no debe concentrarse en una sola dirección.